0 a 2 anys

Los juegos de descubierta

En este artículo pretendemos dar a conocer la contribución de la pedagoga Inglesa Elinor Goldschmied, a la educación en lo que se refiere al primer ciclo de educación infantil con sus dos propuestas: “La Cesta de los Tesoros” y “El Juego Heurístico”, los cuales ayudan a desarrollar los sentidos a través del juego y aprendizaje.

La primera propuesta (El Cesto de los tesoros), la desarrolló para bebés de 6 a 12 meses y la segunda propuesta (El Juego Heurístico), para niños entre los 12 a 24 meses. Ambas experiencias ofrecen al niño un ambiente de juego, rico y estimulante.

“EL CESTO DE LOS TESOROS” 

“Es una de las formas importantes de fomentar el juego y el aprendizaje en los bebés desde el momento en que sean capaces de sentarse cómodamente y antes de que comiencen a gatear”.

El cesto de los tesoros ayuda a los bebés a desarrollar su autonomía, su concentración y sus habilidades comunicativas; todas estas se afianzarán durante el segundo año de vida a través del Juego Heurístico.

Durante la actividad los niños desarrollan diferentes acciones sobre los materiales, como mirarlos, tocarlos, tomarlos, llevárselo a la boca, agitarlos, descartarlos, tirarlos… , así los bebés pueden permanecer concentrados durante un largo periodo de tiempo, de esta manera los niños irán descubriendo las características de los diferentes objetos como: peso, textura, tamaño, forma, sabor, olor y sonido.

Para organizar El Cesto de los Tesoros hay que tener en cuenta que los objetos deben ser naturales, no de plástico y no deben ser juguetes comprados. La mayoría se puede obtener de la vida cotidiana y de la naturaleza.

Según E. Goldschmied, El Cesto de los Tesoros consiste en:

Ofrecer a los niños/as, durante un periodo determinado y en un entorno sumamente controlado y seguro, una gran cantidad de objetos y de recipientes de diversos tipos para que jueguen libremente con ellos sin que intervenga el adulto; el cual sólo se dedicará a observar”.

¿Cómo se puede organizar un Cesto de Tesoro en casa?

Esta es una actividad interesante para todos los niños, vayan o no a la guardería, ya que podemos organizarla en casa, siguiendo algunas normas:

Podemos organizarlo sólo con nuestro bebé, pero lo ideal es reunir a dos o tres niños (vecinos, amigos o primos). La interacción y los intercambios comunicativos (risas,
gritos, balbuceos) son uno de los puntos fuertes de este juego.

Antes de poner el cesto delante de los bebés debemos asegurarnos de que hemos retirado de la zona todo aquello que pueda distraer su atención: juguetes, teléfono, biberones….

Hay que seleccionar minuciosamente los materiales para evitar que el niño pueda hacerse daño. Y es imprescindible estar pendientes de cómo los manipula y cómo juega, sin perderle de vista ni un momento, pero sin intervenir ni dirigir su juego. Cuando pierda interés y concentración, será el momento de recoger y poner fin a la actividad.

Debemos lavar muy a menudo los objetos del cesto de los tesoros. La higiene es fundamental dado que chupan y toquetean todo.

A la hora de recoger, conviene verbalizar conceptos que ayuden al bebé a desarrollar su capacidad de clasificación y orientación espacial: «Vamos a recoger los tapones de corcho; ahora las anillas y las pinzas, que están fuera del cesto…».

El niño necesita jugar a otras muchas cosas y el cesto de los tesoros es un juego más.

“EL JUEGO HEURISTICO”

Es una actividad de juego, pensada como continuación del cesto de los tesoros. Por naturaleza el niño se desarrolla jugando con todo lo que está a su alcance Se inicia a partir de los 12 meses, desde que el niño comienza a desplazarse, hasta los 24 meses, y son capaces de ponerse en contacto de un modo intencionado con dos o más objetos. Es una actividad de exploración sistemática que se realiza en pequeños grupos de 6 a 10 niños, que combinan libremente objetos, que posteriormente clasifican y recogen.

El juego Heurístico, nos permite dar a los niños herramientas necesarias, que les permite aprovechar de forma ordenada y espontánea las actividades; cuyos objetivos son la exploración y el descubrimiento de los objetos por ellos mismos. Así mismo les llevará a que puedan establecer relaciones entre los objetos y a descubrir la relación de causa – efecto, concepto como dentro – afuera, arriba – abajo, nociones de cantidad….Por lo tanto con esta actividad estamos favoreciendo la formación de conceptos, así como la estructuración del pensamiento.

En conclusión a través de la Canasta de los Tesoros y de los Juegos Heurísticos los niños:
 

  • Aumentan su capacidad de elección espontánea al contar con una amplia variedad de materiales.
  • Comienzan desde muy temprano a jugar con un objetivo y más concentrados.
  • Enriquecen su autonomía porque en el proceso de exploración no se les plantea el problema de un uso correcto o incorrecto del material.
  • Cuando los niños juegan -con suficiente cantidad y variedad de materiales- se muestran muy concentrados en sus propias exploraciones y descubrimientos; se producen escasos momentos de agresión o conflicto con los otros.

 

Lupe Tavera Oblitas
Psicóloga

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *